Sobre textos escolares y uniformes

Sobre textos escolares y uniformes

Es importante recordar que los establecimientos tienen prohibido exigir y por ende los padres de familia no están obligados a:

Adquirir para los uniformes de sus hijos prendas exclusivas o de marcas definidas
Adquirir útiles escolares de marcas o proveedores definidos por el establecimiento
Adquirir al inicio del año la totalidad de los útiles escolares que se incluyen en la lista. Estos pueden ser adquiridos en la medida en que sean requeridos para el desarrollo de las actividades escolares
Entregar al colegio los útiles o textos para que sean administrados por el establecimiento
Cambiar los textos antes de transcurridos 3 años de su adopción.

Estas renovaciones sólo se podrán hacer por razones pedagógicas, de actualización de conocimientos e informaciones y modificaciones del currículo
El Gobierno Escolar podrá hacer acuerdos frente a las listas, siempre que no incumplan la legislación vigente
Con el fin de bajar los costos a las familias y de proveer un acceso más amplio a los textos escolares, el Ministerio firmó con la Cámara Colombiana del libro un acuerdo, que puede consultar en: Mineducación y Cámara Colombiana del Libro logran acuerdo sobre textos escolares

En cuanto a los textos, los establecimientos educativos pueden hacer cobros por el uso de textos escolares, dentro del concepto de Bibliobanco (art. 2.3.3.1.6.7 del Dec. 1075 de 2015).

Pueden exigir un texto de un autor y editorial, puesto que esto se desprende de la autonomía que les otorgó la Ley 115 de 1994 para definir su currículo, pero no que se compre a un proveedor determinado, y deben ser aprobados por el Consejo Directivo y entregados a los padres al momento de la matrícula, junto con los demás materiales escolares (útiles y uniformes).

El concepto de textos incluye a los impresos y a los virtuales, teniendo en cuenta que en los casos de los virtuales, cuando incluyan hardware para docentes tales como tableros virtuales, video beams, etc., estos costos deben ser cubiertos por el establecimiento educativo (art. 2.3.3.1.6.9 del Dec. 1075 de 2015).

Compartir este entrada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *